Domingo, 29 de noviembre de 2020|

6 visitas ahora

 
estás en Microbiografías
Alcalde Republicano de Villardefrades

Juan Calleja Vicente

El 14 de agosto de 1936 llegó a Villardefrades una patrulla de falangistas encabezada por un vecino de Villagarcía, un pueblo muy cercano. El falangista era conocido como “el Tuerto”, y en aquellos momentos ya se conocían sus fechorías, cometidas por toda la zona y amparadas por la guardia civil.

Juan Calleja, Alcalde de Villardefrades

Juan Calleja Vicente fue elegido en las urnas alcalde legal y constitucional del pueblo de Villardefrades, una pequeña localidad situada en las inmediaciones de la nacional IV, Madrid-La Coruña. Villardefrades forma parte de un triángulo cuyos otros dos vértices serían Urueña y Villanueva de los Caballeros.

La zona sufrió los duros ataques represores de los alzados en armas, que asesinaron a ciudadanos de todos los pueblos de los alrededores en lo que ellos mismos denominaban “operaciones de limpieza”, consistentes en detener, maltratar y asesinar a todos los que consideraban desafectos al “Glorioso Movimiento Nacional”.

La localidad vivía atemorizada desde que el día 27 de agosto, unas patrullas de sublevados, uniformados con la camisa azul, aparecieron en el pueblo y detuvieron a varios vecinos, los subieron a un camión, los sacaron del pueblo y mataron a varios de ellos. Los vecinos temían que este hecho se repitiera.

El 14 de agosto de 1936 llegó a Villardefrades una patrulla de falangistas encabezada por un vecino de Villagarcía, un pueblo muy cercano. El falangista era conocido como “el Tuerto”, y en aquellos momentos ya se conocían sus fechorías, cometidas por toda la zona y amparadas por la guardia civil.

Los vecinos se metieron en sus casas, esperando que no les tocase a ellos. Los falangistas aparcaron la camioneta en la plaza y entraron en el ayuntamiento. Después, “el Tuerto” se dirigió al domicilio del alcalde Juan Calleja, que había sido destituido de su cargo, aunque seguía libre y sin cargos de ninguna clase. Le abrió la puerta una de sus hijas, una adolescente de 14 años, que no captó la gravedad de lo que estaba pasando, por lo que informó a la patrulla de que su padre estaba trabajando en el campo, y ante las preguntas de ellos, les dijo el lugar donde se encontraba. Allí fue detenido y lo condujeron a los calabozos municipales, donde pasó esa noche. A la madrugada siguiente lo sacaron del calabozo y le obligaron a subir a la camioneta de los falangistas, a la que seguía un coche particular conducido por el hijo del propietario, un falangista de apenas 20 años.

En un punto indeterminado entre Castromonte y La Espina, lo bajaron de la camioneta, lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego quemándolo vivo. En este acto participó personalmente el joven falangista del pueblo. La participación de este sujeto en el asesinato fue comentada por el propio “Tuerto de Villagarcía”, el cabecilla falangista autor de la detención, a la hija mayor de la víctima años después.

El cadáver nunca se recuperó.

 
Represion Franquista Valladolid

Mariano Hernández

Ví­deo

Mariano recibió ese día el cariño y el apoyo de todos los asistentes. Mariano, ser humano ejemplar, tuvo la capacidad de sobrevivir sin rencor ni resentimiento alguno a las tentativas homicidas de (...)

Vídeo resumen del Homenaje de Traspinedo

Vídeo

Vídeo resumen del homenaje organizado por el Ayuntamiento de Traspinedo, el grupo Verdad y Justicia y familiares y amigos de las victimas del golpe de estado y represión franquista de 1936 en (...)

Valladolid, 1º de mayo de 1936

Ví­deo

Imágenes del Valladolid republicano y de diferentes actos del 1º de mayo de 1936 en la ciudad. Muchas de las personas que aparecen en estas fotografías fueron (...)

0 | 3 | 6 | 9 | 12 | 15