Domingo, 28 de mayo de 2017|
 
estás en Pueblos

Represión franquista en Alcazarén

En Alcazarén existía una importante división ideológica entre los vecinos, que se manifestaba de todas las formas posibles. Los de izquierdas y los de derechas estaban enfrentados y se evitaban todo lo posible. Procuraban no coincidir ni en los paseos, ni en los bares, ni en el baile, pues cuando se encontraban el enfrentamiento estaba asegurado, y en muchas ocasiones se formaron grandes peleas.

Alcazarén

Con la llegada de la República, los jornaleros comenzaron a organizarse, y se creó la Casa del Pueblo. También los más jóvenes comenzaron a reunirse para organizar las Juventudes Socialistas en el pueblo, y en aquella época se vivió la política con gran entusiasmo y fervor. Las visitas de socialistas de renombre, procedentes de la ciudad de Valladolid y de otras localidades, era bastante frecuente, y animó de manera extraordinaria al socialismo de Alcazarén.

Alcazarén tenía en 1936 cerca de 1.500 habitantes, casi todos empleados en la agricultura. Existía un grupo de propietarios que marcaba las condiciones de trabajo de los jornaleros, que eran muchos y estaban concienciados.
Estos propietarios, rodeados de personas de su confianza, solían abusar de su poder, contratando en desventaja, o dejando sin trabajo a aquellos que no fueran lo suficientemente sumisos a las condiciones marcadas.

En el fondo de las desavenencias estaba este problema, pues muchos vecinos sufrieron arbitrariedades de este tipo durante años, viéndose obligados a buscar trabajo lejos de Alcazarén.

En 1934 hubo llamamientos en el pueblo para seguir la huelga general de octubre. No hubo grandes movilizaciones, aunque los huelguistas lograron cerrar algunos establecimientos públicos, como el bar o el estanco. De todas formas, la huelga duró muy poco, porque la guardia civil se presentó en el pueblo y detuvo a un grupo de huelguistas, poniendo así fin a la huelga.

Estos detenidos, que fueron aproximadamente una docena, fueron llevados hasta Olmedo por la guardia civil, y desde allí a la prisión de Valladolid, donde estuvieron unos tres meses. Después fueron juzgados pero salieron absueltos gracias a la buena defensa que hizo en el juicio Federico Landrove López, quien era por entonces un chico de unos 25 años, rubio, alto y muy fuerte. Era un abogado muy brillante y logró muchas absoluciones y penas mínimas. Dos años más tarde, en 1936, sería fusilado.

Tras los sucesos del 34, los enfrentamientos se hicieron cada vez más frecuentes. Ayudaba a eso la existencia de falangistas armados en algunos pueblos próximos, que hacían pandilla con los derechistas de toda la zona, con los que se reunían en un local de la carretera. En el desfile del 1º de mayo apareció un grupo bastante grande que provocó un enfrentamiento en el que hubo incluso disparos.

Este tipo de incidentes se repitió en el día del Corpus, porque las derechas exigían permiso para hacer la procesión, azuzados por los curas, organizando peleas y tumultos; y en fin, la situación estaba de tal manera en el mes de junio, que una comisión de vecinos socialistas se dirigió a Valladolid para entrevistarse con el nuevo gobernador civil, señor Lavín, e informarle de la situación de tensión que se vivía en el pueblo y pedirle que interviniera, pero fueron tranquilizados con buenas palabras y no se hizo más.

En julio de 1936, la mayor parte de los jornaleros se dedicaban a “hacer el verano”, es decir, a realizar las tareas de recolección, organizados en cuadrillas. Los sábados descansaban, siendo el día en que acudían a la barbería, se aseaban, etc.

El sábado 18 de julio, comenzaron a llegar los rumores de que había una sublevación militar. Como no tenían informaciones precisas, los republicanos se echaron a la calle, esperando la llegada de alguien que les pudiese contar el alcance de lo que estaba pasando. Mientras, los vecinos de derechas esperaban encerrados en sus casas. Así transcurrió todo el día: nerviosos, recorriendo las calles, reuniéndose en el ayuntamiento y haciendo recuento de las armas que tenían, que eran unas cuantas escopetas de caza.

Como no llegaban noticias, se dispusieron a esperar, pero por si acaso decidieron montar una barricada en la carretera, a la entrada del pueblo. La barricada estaba formada por “unos cuantos palos”.
En esto consistió toda la resistencia de los republicanos de Alcazarén.

A primeras horas de la mañana del domingo 19, aparecieron en las calles del pueblo dos camiones llenos de gentes vestidas con la camisa azul de los falangistas; venían armados, disparando. Los que despertaron a tiempo, escaparon al campo, o lo intentaron. Los demás se quedaron en sus casas a la espera de los acontecimientos.

Los falangistas enseguida se vieron apoyados por los de derechas del pueblo, que se lanzaron a detener a los huidos, mientras que el alcalde y otras autoridades y gentes significadas eran detenidos y conducidos a las Cocheras de Valladolid.

Muy pronto fueron encontrados y detenidos los que se habían echado al campo, y también los llevaron a las Cocheras, donde se encontraron con sus paisanos, entre los que estaban el alcalde, algunos concejales y el presidente de la Casa del Pueblo.

Este primer grupo estaba compuesto por 14 hombres, y todos ellos fueron juzgados; siete recibieron condenas de muerte y fusilados en enero de 1937 en el Campo de San Isidro de Valladolid.
Pero en el pueblo continuaban las detenciones, y a finales del mes de julio había detenidos cerca de cuarenta vecinos, que atestaban los calabozos municipales.

El día 2 de agosto se produjo una saca de 19 de los detenidos, cuyos nombres estaban escritos en una lista. Tras nombrarles, los obligaron a subir a unos camiones. Los llevaron hasta el puente de Compasquillo, en la localidad de Valdestillas, donde los mataron a todos, enterrándolos en las arenas próximas al río.
Las familias de estos asesinados no pensaron en ningún momento que los iban a matar, pues creían que los llevaban a Las Cocheras de Valladolid, como a los detenidos anteriormente.

Los restantes detenidos fueron liberados poco a poco, pero sus vidas se convirtieron en un auténtico martirio, pues fueron acosados, agredidos y humillados continuamente por los falangistas de la localidad, convertidos en los dueños absolutos del pueblo.

Varias mujeres pasaron por situaciones de abuso y vejaciones, utilizando siempre la violencia y las coacciones. Este tema, silenciado, ha destruido la moral del pueblo. Nadie se pudo oponer, y el que podía, no frenó los abusos.

Durante meses se vivió en el pueblo un clima de terror impensable. Particularmente las noches eran terribles, porque continuamente los falangistas del pueblo salían de ronda: iban a las casas, sacaban de la cama a alguno y en mitad de la calle, delante de su familia le daban una paliza tremenda y lo dejaban allí tirado. Cuando se iban, su familia bajaba corriendo a recogerlo y a curarlo. Después no se hablaba de eso para nada.

Hubo también destrozos de los bienes familiares de los detenidos, y persecución de las familias.

TESTIMONIO

J.A tenía 15 años. Tras los asesinatos del Puente de Compasquillo fue detenida por los falangistas junto con un grupo de unas 20 mujeres. Las más jóvenes, cuatro o cinco, fueron vejadas; a otras las obligaron a beber ricino y las sacaron en procesión por las calles. Algunas llevaban el pelo al cero y mechones con lazos rojos. Algunas de estas mujeres, cuyos maridos, hermanos e hijos acababan de ser asesinados, caían desmayadas en plena calle, mientras las demás eran obligadas, entre empujones, bofetones e insultos, a cantar el Cara al Sol con la mano bien abierta.

 
Represion Franquista Valladolid

Noticias Federación Estatal
de Foros por la Memoria

Carmena colocará 50 placas en las calles para recordar a víctimas del franquismo [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 28 de mayo de 2017]

“Maza nos dijo que los robos de bebés fueron casos aislados sin relación con el franquismo” [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 28 de mayo de 2017]

Alemania reabre el caso de los asesinados por la ciencia nazi [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 28 de mayo de 2017]

Los seis caucenses fusilados en Segovia hace 80 años ya tienen una placa en el cementerio [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 28 de mayo de 2017]

El alcalde de Sevilla insta al Obispado a exhumar a Queipo de Llano de la Macarena [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 28 de mayo de 2017]

Un concejal del PP a un cantaor flamenco: “ojalá” vuelva Franco [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 27 de mayo de 2017]

A la búsqueda de los bebés robados durante y después del franquismo [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 27 de mayo de 2017]

La extrema derecha amenaza a un alcalde por querer quitar el nombre de José Antonio al colegio público [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 27 de mayo de 2017]

0 | 8 | 16 | 24 | 32 | 40 | 48 | 56 | 64 | ... | 16584

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano Valladolid

Ian Gibson y Orosia Castán en Valladolid

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano en la universidad de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentanción en el Ateneo Republicano de Valladolid del Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid +info:http://www.represionfranquistavalla...

Tudela 1936

Corto-documental Tudela de Duero 1936

"Corto-documental que narra los hechos acaecidos en Tudela de Duero (Valladolid) en la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y la posterior represión.Presentado el día 9 de julio de 2011 en el (...)

0 | 3 | 6 | 9 | 12 | 15