Sábado, 25 de marzo de 2017|
 
estás en Pueblos

Represión franquista en Alaejos

Alaejos era una localidad muy dividida ideológicamente. Existía un grupo fuerte y armado de derechistas que enseguida se vistieron con la camisa azul de Falange. Estos grupos armados de Alaejos tuvieron un papel relevante en la represión desatada contra los republicanos de los pueblos de alrededor, como fue el caso de Torrecilla de la Orden o Castrejón de Trabancos. Todavía a fecha de hoy son recordados los desmanes y las agresiones que los falangistas de Alaejos cometieron en 1936.

Sin embargo, la corporación municipal, encabezada por Antonio Losada Martín era izquierdista, quizá más radical que otras corporaciones republicanas de la zona. Los abusos contra los jornaleros, y la propia existencia de los grupos antedichos hicieron aumentar la conciencia de los republicanos de la localidad, que según los testimonios pertenecerían al ala más dura del socialismo o incluso serían comunistas.

Antonio Losada, alcalde de Alaejos

En el pueblo se vivía una situación de acción-reacción, siguiendo siempre las provocaciones falangistas en las que no faltaron altercados, refriegas, peleas y hasta tiros. En estas circunstancias, se comprende muy bien que la sublevación franquista se produjese en Alaejos acompañada de una violencia extrema que provocó un baño de sangre, y eso sin que los republicanos disparasen ni un solo tiro.

El día 18 de julio se produjo un tiroteo en los soportales con el resultado de la muerte de un joven falangista llamado Isidoro García. Este hecho desencadenó reacciones encontradas, pues se da por cierto que los disparos los efectuaron los propios falangistas, compañeros del muerto, al que habrían matado por error.

A continuación se desencadenó una operación de castigo: los falangistas fueron a la cantina “La Caraba”, lugar de reunión de los socialistas, armas en mano. Los parroquianos, que estaban tomando un vino tranquilamente, huyeron en desbandada hacia un corral vecino. Los falangistas se encontraron cara a cara con Gil Parrado Rueda, de 73 años, a quien mataron disparándole cinco tiros.

La muerte del falangista Isidoro ha dado lugar a múltiples dimes y diretes; la versión más extendida es que los falangistas querían disparar a otro de sus compañeros a quien consideraban “traidor”, pero mataron a Isidoro e intentaron después atribuir este asesinato a los republicanos.

El alcalde republicano Antonio Losada, de 25 años, casado y en espera de su primer hijo fue repuesto en su cargo por el Gobernador Civil tras el triunfo del Frente Popular de febrero de 1936. Poco iba a durar en el cargo, aunque en ese lapso intentara gobernar el municipio e introducir mejoras, lleno de esperanza en la nueva época que comenzaba, como casi todos los regidores de aquella época.

Las derechas del pueblo, sin embargo, veían en él a un enemigo a abatir. Azuzados por el cura, llamado Antonio, y el sacristán Mauro, los derechistas le atacaban por quitar el crucifijo de la escuela y prohibir las procesiones. Bien caro tuvo que pagar este gesto, como después se comprobó.

El domingo 19 de julio, domingo, fue cuando el pueblo tomó conciencia de la verdadera magnitud de la sublevación. Los vecinos no reaccionaron, ni para defenderse ni para atacar, y cuando el pueblo fue tomado por efectivos de la Guardia civil y por civiles armados, los regidores municipales y todos los demás vecinos estaban en sus domicilios.

Esa misma noche comenzaron las detenciones. Los detenidos eran conducidos a los calabozos del ayuntamiento, a la espera de un destino incierto, pues los golpistas no tenían muy claro en los primeros momentos cómo actuar.

Durante la noche del lunes 20 de julio, el alcalde Antonio Losada fue detenido en su casa por fuerzas de la guardia civil y convecinos vestidos de falangistas. Lo llevaron al ayuntamiento, cuyos calabozos estaban ya llenos de vecinos. En estos momentos se produjeron malos tratos a los detenidos.

Después fueron trasladados a la cárcel de Nava del Rey, donde su familia le visitó.
El día 1 de agosto se ordenó el traslado de los presos a Valladolid, aunque está claro que ya se había decidido su asesinato.
Los detenidos fueron obligados a subir a un camión. A la altura del Pinar de la Nava, los obligaron a bajar y los asesinaron. En esta saca iban:

Antonio Losada Martín, alcalde
Hilario González González
Francisco del Valle García
Leoncio Puertas Ojeda

Y otros más sin cuantificar, y sin que a fecha de hoy conozcamos sus identidades, aunque parece ser que entre ellos había también detenidos de Nava del Rey.

La zona de los asesinatos está próxima a Tordesillas. Se comentó y se dio como cierto que los asesinos habían arrojado los cadáveres al río Duero. Durante las pesquisas posteriores que hicieron algunos familiares y amigos, se oyó que ciertos cadáveres habían aflorado a la altura de Villafranca de Duero, donde unos vecinos los habrían recogido y enterrado.

Pero el hecho de que durante esos primeros días apareciesen cuerpos de vecinos de diversos pueblos hizo que no se llegase a saber con certeza si los cuerpos pertenecían a los vecinos de Alaejos o a los de otros pueblos de alrededor, igualmente desaparecidos.
Hay que tener en cuenta la propensión de estas patrullas a arrojar los cuerpos al río para lograr su desaparición, pues utilizaron el mismo sistema una y otra vez (por ejemplo, con el alcalde de Torrecilla de la Orden y sus tres hermanos).

El primer edil asesinado fue Moisés Vadillo Zapatero, que ocupaba el puesto de Segundo Teniente de Alcalde.
Hacia el mediodía del domingo 19, mientras la familia almorzaba, un grupo armado, compuesto por vecinos conocidos del propio pueblo, entró por el corral de la casa saltando la tapia. En ese momento había tres hombres en la casa: Moisés, su hermano Luis y su cuñado Donato, además de otros familiares. Moisés se escondió en el sobrado. Los falangistas entraron y dijeron a la familia que sólo querían hablar con él, por lo que su propio hermano le pidió que saliera. Al asomarse a la escalera, los falangistas le dispararon dejándole malherido.
La familia logró llevarlo hasta el Hospital Provincial de Valladolid, donde quedó ingresado, muriendo ese mismo día.
Los falangistas “registraron” la casa de los Vadillo, ocasionando destrozos y matando a las mulas a tiros en la cuadra.

Los sublevados mataron también al Teniente de Alcalde Florencio Salamanqués Yuste, quien también era representante de la federación Nacional de Trabajadores de la Tierra (FNTT). Florencio era un sindicalista destacado y valiente, que ya tenía tras de sí un camino en la reivindicación de los derechos de los jornaleros.

Florencio fue sacado del pueblo en la madrugada del 25 de julio por una patrulla de falangistas; conducido hacia el cementerio, y desde allí, por el Camino del Lavajo. Lo asesinaron en las cercanías del lavajo. Su cuerpo nunca apareció.

El siguiente concejal asesinado es Demetrio Berdote López, jornalero, socialista y padre de siete hijos.
Demetrio fue sacado de su casa por una patrulla de falangistas, quien le hicieron arrodillarse ante ellos antes de darle el paseo.

Además de todos estos vecinos asesinados, hubo en el pueblo una gran cantidad de malos tratos, palizas, vejaciones e insultos; se produjeron “registros” durante los que más que buscar algo, se destrozaron los bienes de los atacados, llegando a tirotear a los animales de los republicanos. También hubo robos de enseres, alimentos, vino, etc., sin que nadie de entre los golpistas, ni la guardia civil, pusiera coto a los desmanes o intentara frenarlos.

ALAEJOS Depuración Mapa Situación Alaejos PLAZA MAYOR Ayuntamiento Antonio Losada, alcalde de Alaejos
 
Represion Franquista Valladolid

Noticias Federación Estatal
de Foros por la Memoria

Guadalajara, 80 años de una batalla clave en la Guerra Civil [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 24 de marzo de 2017]

Marcha ‘Batalla de Guadalajara’ celebra el 80ª aniversario del combate [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 24 de marzo de 2017]

Murgia contará con la primera ‘marca’ de la Memoria de Álava [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 24 de marzo de 2017]

Alemania indemnizará a 50.000 homosexuales por los castigos de una ley nazi [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 24 de marzo de 2017]

El Ayuntamiento de Roquetas (Almería) se vuelca con la beatificación de mártires católicos mientras denegó el paso de la Desbandá [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 23 de marzo de 2017]

Zamora: El equipo de Gobierno cumplirá con la Ley de Memoria Histórica e informa del cierre de los expedientes [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 23 de marzo de 2017]

La Consejería de Cultura valora denominar como Sendero de la Memoria la carretera Málaga-Almería [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 23 de marzo de 2017]

Dos noticias juntas se entienden mejor [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 23 de marzo de 2017]

0 | 8 | 16 | 24 | 32 | 40 | 48 | 56 | 64 | ... | 16272

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano Valladolid

Ian Gibson y Orosia Castán en Valladolid

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano en la universidad de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentanción en el Ateneo Republicano de Valladolid del Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid +info:http://www.represionfranquistavalla...

Tudela 1936

Corto-documental Tudela de Duero 1936

"Corto-documental que narra los hechos acaecidos en Tudela de Duero (Valladolid) en la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y la posterior represión.Presentado el día 9 de julio de 2011 en el (...)

0 | 3 | 6 | 9 | 12 | 15