Jueves, 17 de agosto de 2017|
 
estás en Microbiografías

Fernando García Merino

Las autoridades no hacían más que repetir que “les habían dado la libertad” y con todo cinismo afirmaban que “estarían por ahí”, sin que nadie, a fecha de hoy, haya dado explicaciones a la familia.

Fernando García Merino

Fernando García Merino trabajaba en Telégrafos. Vivía con su familia en Valladolid, en la calle Ferrocarril. Sus dos hijos eran muy pequeños.
Cuando se produjo la sublevación militar intentó seguir su vida normal, pero en el mes de septiembre fue destituido de su puesto.

El día 15 de Noviembre fue una pareja de la Guardia Civil a su casa, preguntando por él; cuando su mujer les dijo que no estaba, la amenazaron. Al poco rato llegó y le contaron lo ocurrido, y él llamó a un vecino con quien tenía amistad. Resultó que nadie sabía nada acerca de su posible detención, por lo que volvió a su casa.

A los 8 días justos volvió a su casa una pareja de guardias civiles (no sabe si eran los mismos), y le esperaron abajo, en la calle. El marchó con ellos. Pasadas unas horas, su mujer, que no estaba tranquila, fue al Gobierno Civil, donde le dijeron que enseguida regresaría a su casa, que no se preocupasen; y así fue. Cuando regresó, por más que le preguntaron, no contó nada.

Pasados 15 días apareció un señor en su casa. Iba vestido de paisano y preguntó por él. La madre pensó que era un tema de trabajo y le dijo que estaba en el bar “La Ferroviaria” tomando café, como hacía a diario. Pero de inmediato se dio cuenta de su error y bajó tras el hombre, llegando a ver cómo su marido era introducido en un coche, y pudo cambiar unas palabras con él.

La familia averiguó que lo habían llevado al Gobierno Civil, y de allí a Cocheras, donde estaban todos los presos gubernativos, esperando lo que decidiera el gobernador. Fernando estuvo allí 22 días, durante los que fue visitado muchas veces por su familia.
El día 22 de Diciembre fueron a llevarle la comida, y les entregaron las cestas de Fernando, diciendo que le habían trasladado a la cárcel.

Pero después unos compañeros les contaron que hacia la una de la madrugada entraron los guardias y le llamaron; que con él llamaron a otros dos detenidos y que Fernando se dio cuenta de que los iban a matar, e intentó entregar a su sobrino Ramón, detenido con él, el reloj y otros objetos personales, pero éste los rechazó porque no podía creer que iban a matarlo; sin embargo, tras los guardias estaba Don Juan Julián, párroco de San Ildefonso, que siempre era llamado cuando iban a matar a alguno, por lo que todos, incluyendo a las víctimas, entendieron que se trataba de un paseo.

Nunca supieron dónde fueron asesinados, ni recuperaron sus cuerpos. Las autoridades no hacían más que repetir que “les habían dado la libertad” y con todo cinismo afirmaban que “estarían por ahí”, sin que nadie, a fecha de hoy, haya dado explicaciones a la familia.

 
Represion Franquista Valladolid

Noticias Federación Estatal
de Foros por la Memoria

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano Valladolid

Ian Gibson y Orosia Castán en Valladolid

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano en la universidad de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentanción en el Ateneo Republicano de Valladolid del Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid +info:http://www.represionfranquistavalla...

Tudela 1936

Corto-documental Tudela de Duero 1936

"Corto-documental que narra los hechos acaecidos en Tudela de Duero (Valladolid) en la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y la posterior represión.Presentado el día 9 de julio de 2011 en el (...)

0 | 3 | 6 | 9 | 12 | 15